yosoy@clubcabraloca.es
619 11 71 31 958 800 816

Senderismo Ruta del Montañés

Precio en euros de:
De 31 a 60 personas 20,00 € C/U
De 21 a 30 personas 30,00 € C/U
De 11 a 20 personas 35,00 € C/U
De  4 a 10 personas 40,00 € C/U
De  1 a  3 personas 150,00 € precio único

Consulta si venís de 1 a 3 personas por si tenemos grupos, solo os costará 40,00 € c/u

Senderismo Granada, la ruta de senderismo del Gollizno es un paseo circular por la historia de la población de Moclín, desde sus cuevas con pinturas rupestres hasta su castillo y murallas. Desciende hasta el núcleo de Olivares y discurre sobre una pasarela y puentes por los Tajos de la Hoz, la abrupta garganta creada por el río Velillos.

Comarcas: Poniente Granadino

Municipios: Moclín, Olivares.

Longitud del recorrido: 17,95 km

Duración estimada: 4 h 30′

Altitud de salida: 624 m

Altitud máxima alcanzada: 1.225 m

Desnivel máximo positivo: 601 m

Acumulado: 922 m

Ecosistemas: De baja, media montaña y fluvial

Época recomendada: Todo el año

SALIDA DESDE MOCLÍN (CALLE REAL)

¿Qué necesitas?
-Transporte o te acoplas en otro vehículo.
-Ropa cómoda de manga corta, de manga larga, sudadera y chaquetón.
-Zapatillas o calzado de montaña con calcetines.
-Chubasquero (nunca se sabe).
-Bastones incluidos.
-Crema solar, gorra y gafas de sol.
-Barritas energéticas, fruta, agua y zumo, para los descansos.

¿Qué incluye?

-Seguro de asistencia y seguro de responsabilidad civil.
-Bastones.
-Monitores guías titulados.
-Reportaje fotográfico y videos de la actividad.

Categorías: ,

Descripción

La Ruta de senderismo “LA CAÑADA DEL MONTAÑÉS”, parte de la bonita localidad de Olivares (Granada), a sólo 20 kms. de la capital granadina.

El punto de inicio lo hacemos en el Pilar Redondo, en donde hay espacio para aparcamientos (bajando el Puente Viejo hay un bar en el que se desayuna magníficamente). Comenzamos la ascensión hacia la sierra callejeando por la localidad de Olivares, durante unos cientos de metros, dejamos las viviendas hasta que llegamos al barrio de “Las Majaillas” (justo debajo del Peñón Bermejo). Atravesando este barrio, un camino nos lleva en dirección a la Sierra de la Hoz (camino del Pozo de las Rosas). Cuando llevamos algo más de un kilómetro, y antes de una curva que cruza sobre un barranco, nos sale una vereda hacia la izquierda (se ven rodadas de moto y bici). Cogemos esta vereda que, con bastante pero corta pendiente, nos lleva al corta fuegos.

Una vez en el cortafuegos, tiramos hacia abajo (a la izquierda) hasta su final, una vez en su final, por una vereda, a unos 200 m. tenemos el mirador del Peñón Bermejo, un magnífico balcón sobre la localidad de Olivares. Justo antes, en el collado, podremos ver las ruinas de una antigua calera, pues la cal era algo que hasta mediados del siglo XX se explotó mucho en esta Sierra. También sobre el Peñón, veremos los restos de una antigua era, en la que se trillaban las mieses del cereal que se sembraba en las laderas de la sierra.

Realizada la correspondiente sesión fotográfica, volvemos sobre nuestros pasos cortafuegos arriba, hasta llegar al cruce con otro cortafuegos que, hacia la derecha, nos lleva hasta el Pozo de las Rosas (está vallado) y “LA CAÑADA DEL MONTAÑÉS. Visto el llano del Pozo, volviendo por nuestros pasos, retomamos el camino hacia arriba que (el cortafuegos lo dejamos a la izquierda), entre pinos, atraviesa La Cañada del Montañés y tras una corta ascensión, una vez en el collado, se nos ofrece una finca con almendros y olivos (y colmenas). Ahí volveremos a cruzarnos con el cortafuegos que cumbrea toda la sierra y que viene del Peñón Bermejo. Cogemos el cortafuegos a la izquierda y andando un poco hacia arriba, pronto giramos hacia la derecha, caminado campo a través, pronto llegaremos a otro mirador, el de la “Piedra Montés” (hay unas encinas pequeñas), sobre el Valle del Velillos y con magníficas vistas sobre la localidad y castillo de Moclín.

Desde el mirador buscaremos otra vez el cortafuegos, pero esta vez algo más abajo de por dónde hemos venido, zona por la que veremos algunas trincheras de la “incívica” Guerra. Buscaremos otra vez el cortafuegos y ahora, atravesando la zona de colmenas, ascenderemos por éste y a los pocos metros, a la izquierda, veremos un antiguo refugio de piedra, construido con la técnica de aproximación de hiladas. También a la derecha del cortafuegos, pero algo más arriba y casi en lo más alto, buscando bien, podremos ver un antiguo refugio excavado en la piedra, el cual fue un puesto de mando de la Guerra Civil, sobre el que confluyen las distintas trincheras de la zona.

Una vez llegamos a lo más alto del cortafuegos, también podremos ver numerosas trincheras. Seguimos el cortafuegos hacia adelante (izquierda) y vemos que éste se divide en dos. Nosotros seguiremos rectos hasta que, a unos 200 m. llegamos a un camino. Justo ahí hay que ir muy pendiente porque, a la izquierda, sale una pequeña vereda que nos hará descender por medio del bosque hasta cruzarnos con un camino principal. Una vez en este camino, cogeremos las distintas veredas que van bordeando el pinar hasta llegar otro cortafuegos.

Atravesamos este cortafuegos y siempre algo por debajo de los pinos, llegaremos a las conocidas Cuevas Bermejas. Vistos estos refugios que en su día utilizó el hombre prehistórico, atravesando un barranco, comenzamos a bajar hasta un olivar cercano, por el que caminaremos hasta llegar al cruce de la vereda que nos llevará al “Colaero del Gollizno. Por aquí descenderemos hasta el camino de la “Ruta del Gollizno”. Cogiendo hacia la derecha, a los pocos metros, estaremos sobre la pasarela colgante que atraviesa el río y a continuación sobre la pasarela anclada en la pared del Tajo de las Palomas. Atravesaremos ambas hasta llegar a su final y así ver la presa que hay en el río.

Vista la presa y el valle que se abre aguas arriba, volvemos sobre nuestros pasos y ya nos dirigimos hacia Olivares. Entre la pasarela colgante y la vereda del “Colaero del Gollizno”, junto al camino, podremos ver una antigua piedra de molino abandonada y por la parte de abajo del camino, las ruinas de un antiguo molino. Dejaremos a la izquierda la vereda del “Colaero del Gollizno” y pronto llegaremos a la “Fuente de la Buena Ventura”, junto a la que hay un mirador sobre el río. Calmada la sed, seguimos el sendero hasta llegar al puente de hierro por el cual cruzaremos el río Velillos. A unos cientos de metros, junto al camino, veremos el “Chilanco de la Fabriquilla” con su cascada. Poco más adelante, la conocida como fábrica, un antiguo molino y que hoy es un hotel (D. Curro) que está cerrado. Subiendo la cuesta, estaremos en el barrio del Cerro Alto.

Bajando del Cerro Alto, atravesaremos la conocida como Lengua de Tierra (un corrimiento del terreno ocurrido en mayo de 1986) hasta llegar al Convento. Pasado el convento, pronto estaremos en la carretera junto al Puente Nuevo. Desde este puente, podremos ver el precioso arco de piedra con el que está construido el “Puente Viejo”. Poco más arriba, ya hemos regresado a nuestro punto de inicio en el “Pilar Redondo”.