yosoy@clubcabraloca.es
619 11 71 31 958 800 816

Senderismo Tajos de Alhama.

15,00 

Senderismo por Alhama, símbolo de la conquista cristiana del Reino de Granada, Alhama alberga joyas históricas junto al paraje conocido como Los Tajos. Para el poeta Teophile Gautier, la ciudad estaba “colgada de una enorme roca”. Esta maravilla geológica compite en belleza con edificios que son la huella de árabes y cristianos en el centro de la localidad como la Iglesia de la Encarnación.

– Recorrido: 4 kilómetros.

– Duración: 2,5 horas.

La ruta de senderismo que comienza por el Monumento Natural Tajos de Alhama, se encuentra junto a la ciudad monumental del mismo nombre, muy reconocida por la bondad de sus aguas termales, en el Poniente Granadino. Alhama está situada en un enclave geográfico privilegiado, caracterizado por la riqueza medioambiental del Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, cuyas cumbres hacen frontera natural entre las provincias de Málaga y Granada. Desde donde su pico más alto, La Maroma (2.065 mts) ofrece espectaculares vistas de la costa mediterránea e incluso las costas de África en días claros y despejados.

Este monumento natural esta formado por un conjunto de cañones y tajos de areniscas, que deben su actual estado a la erosión del río Alhama y a los desprendimientos de rocas ocurridos en varios terremotos. Están catalogados como Paisaje Sobresaliente en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz. La ruta de senderismo de Los Tajos de Alhama la podemos disfrutar enormemente pues reúne dos características complementarias muy importantes; una natural y otra etnográfica.

Entre sus rocas transcurre el camino medieval de los Ángeles, ruta de senderismo o paseo muy cortito, apto para la gran mayoría de personas debido a su baja dificulta y corto recorrido. Ideal para familias con niños pequeños. En este encantador paseo nos encontramos con los antiguos molinos de harina, acequias, alamedas y la ermita dedicada a la virgen de los Ángeles y por la que tradicionalmente los arrieros paraban a pedir a La Virgen protección para su camino.
Ruta de senderismo por los Tajos del río Alhama en Sierra de Alhama. Famosa por sus baños árabes explotados desde tiempos romanos, la ciudad de Alhama de Granada es un símbolo de los paisajes que cautivaron a los viajeros románticos del siglo XIX y que despertaron la imaginación de los lectores europeos. En el entorno de Alhama, la combinación de obra natural y obra humana es casi perfecta.

¿Qué necesitas?
-Transporte o te acoplas en otro vehículo.
-Ropa cómoda de manga corta, de manga larga, sudadera y chaquetón.
-Zapatillas o calzado de montaña con calcetines.
-Chubasquero (nunca se sabe).
-Bastones (recomendados).
-Crema solar, gorra y gafas de sol.
-Barritas energéticas, fruta, agua y zumo, para los descansos.

¿Qué incluye?

-Seguro de asistencia y seguro de responsabilidad civil.
-Monitores guías titulados.
-Reportaje fotográfico y videos de la actividad.

10 disponibles

Descripción

Senderismo por Alhama, símbolo de la conquista cristiana del Reino de Granada, Alhama alberga joyas históricas junto al paraje conocido como Los Tajos. Para el poeta Teophile Gautier, la ciudad estaba “colgada de una enorme roca”. Esta maravilla geológica compite en belleza con edificios que son la huella de árabes y cristianos en el centro de la localidad como la Iglesia de la Encarnación.

La ruta de senderismo que comienza por el Monumento Natural Tajos de Alhama, se encuentra junto a la ciudad monumental del mismo nombre, muy reconocida por la bondad de sus aguas termales, en el Poniente Granadino. Alhama está situada en un enclave geográfico privilegiado, caracterizado por la riqueza medioambiental del Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, cuyas cumbres hacen frontera natural entre las provincias de Málaga y Granada. Desde donde su pico más alto, La Maroma (2.065 mts) ofrece espectaculares vistas de la costa mediterránea e incluso las costas de África en días claros y despejados.

Este monumento natural esta formado por un conjunto de cañones y tajos de areniscas, que deben su actual estado a la erosión del río Alhama y a los desprendimientos de rocas ocurridos en varios terremotos. Están catalogados como Paisaje Sobresaliente en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz. La ruta de senderismo de Los Tajos de Alhama la podemos disfrutar enormemente pues reúne dos características complementarias muy importantes; una natural y otra etnográfica.

Entre sus rocas transcurre el camino medieval de los Ángeles, ruta de senderismo o paseo muy cortito, apto para la gran mayoría de personas debido a su baja dificulta y corto recorrido. Ideal para familias con niños pequeños. En este encantador paseo nos encontramos con los antiguos molinos de harina, acequias, alamedas y la ermita dedicada a la virgen de los Ángeles y por la que tradicionalmente los arrieros paraban a pedir a La Virgen protección para su camino.
Ruta de senderismo por los Tajos del río Alhama en Sierra de Alhama. Famosa por sus baños árabes explotados desde tiempos romanos, la ciudad de Alhama de Granada es un símbolo de los paisajes que cautivaron a los viajeros románticos del siglo XIX y que despertaron la imaginación de los lectores europeos. En el entorno de Alhama, la combinación de obra natural y obra humana es casi perfecta.

La visión del conjunto que forma los Tajos y la ciudad de Alhama elevada en un peñón es emocionante. No resulta difícil ponerse en el pellejo de aquellos viajeros románticos y entender el arrobo que les producía la visión de este paisaje. Es más difícil entender cómo es que este formidable desfiladero de cuatro kilómetros de longitud aún no haya sido declarado Monumento Natural Geológico o cualquier otra cosa.

La ciudad es el mejor balcón para admirar el desfiladero, aunque no es fácil distinguir el río que lo surca de tan frondoso que es el bosque de ribera que allí prospera. Sauces, álamos, olmos, mimbres, escaramujos… llenan de color los ojos de los viajeros al comienzo del otoño. Alejada del agua y ocupando las zonas más soleadas y secas hace su aparición la vegetación más mediterránea, por si acaso hemos olvidados la latitud en la que nos hallamos.

Itinerario
Como dijimos, es la propia ciudad el mejor mirador del desfiladero, pero no hay que conformarse con verlo desde la barrera, sino que hay que bajar a la «arena» y conocerlo por medio de una corta excursión que comienza en el famoso balneario situado a medio kilómetro al norte de Alhama. En este punto, las aguas que surgen a más de 40º C se mezclan con las del río que vienen frías por su permanencia en el pequeño embalse que hay tres kilómetros aguas arriba, conocido popularmente La Pantaneta.

Al poco de echar a andar cruzaremos un puente romano y torceremos por el primer camino a la derecha. El camino se convierte en senda que a tramos utiliza una antigua acequia ocupada por unas tuberías. Tras bordear unos apriscos llegaremos a otro puente, más pequeño, que salva el río a la altura de las ruinas del molino de Nuestra Señora del Carmen.. Continuamos por el casco antiguo de la ciudad bordeando los Tajos y al llegar a la Iglesia del Carmen bajaremos hasta la antigua fábrica harinera por unas escaleras.

Aquí retomaremos el río por un sendero que avanza entre choperas. Tras ascender un breve trecho pasaremos por unos miradores naturales. Después de dejar atrás la ermita rupestre de los Ángeles las paredes empiezan a perder altura y los Tajos se abren. Casi al finalizar el camino cruzaremos el río por un puente de madera, atravesaremos un área recreativa y llegaremos a la carretera que se dirige a Arenas del Rey.

Tendremos que caminar unos 200 metros por esta tranquila calzada para llegar a una zona de descanso situado en una de las orillas de la Pantaneta de Alhama donde se ha construido un observatorio de aves y un panel con información y dibujos de las especies de aves que habitan en el lugar y que no son pocas. Aquí comienza una senda de poco más de un kilómetro que llega a otra zona recreativa situada en la orilla contraria y que cuenta con otro observatorio de aves. Aquí nace una pista de tierra que lleva hasta la Alcaicería y que coincide con el sendero GR-7 que utilizaremos para regresar a Alhama, si bien tendremos que abandonarlo cuando la pista desemboque en la carretera. Para llegar a la ciudad podemos utilizar la vieja cañada de Málaga a Alhama y desde la ciudad regresar al balneario por camino ya conocido.

Aguas eternas
Muchos pueblos de España tienen en su nombre la palabra alhama y todos tienen aguas termales. No es una casualidad sino un asunto etimológico, pues Alhama se deriva de al hamman, palabra que, como todo el mundo sabe, señala a los baños públicos árabes, aunque la mayoría de ellos ya habían sido utilizados por los romanos. El de Alhama de Granada no es una excepción. Sus aguas sulfatadas, cálcico- magnésicas, bicarbonatadas y radioactivas, que surgen a una temperatura de 47 ºC eran bien conocidas por los romanos que ya trataban aquí sus reúmas, artrosis, gotas, asmas y otro sinfín de dolencias. En la actualidad, además de estas enfermedades, el balneario se llena de ciudadanos con estrés.

El balneario de Alhama siempre ha contado con gran prestigio. Su época dorada fue el siglo XIX, con el auge del termalismo en la Europa Romántica. Ilustres personalidades españolas y extranjeras le dieron fama y en 1898 fue distinguido con la Medalla de Bronce en la Exposición Universal de París. El balneario, al que se llega desde el pueblo por una sinuosa carretera, consta de dos partes.

El Baño Viejo o Manantial Prehistórico que fue declarado Bien de Interés Cultural en 193 por su alberca almohade del siglo XII. y el Baño Nuevo que se construyó después de un terremoto que asoló la ciudad en 1884 aprovechando un nuevo manantial que dejó al descubierto el corrimiento de tierras. El producto turístico-deportivo llamado El Legado andalusí incluye Alhama en la Ruta de Ibn al-Battuta ya que el más famoso viajero árabe del siglo XIV hace referencia a Alhama en su libro «A través del Islam», cuando se dirigía a Granada diciendo de ella que poseía «una mezquita maravillosamente emplazada y muy bien construida» y unas surgencias de «aguas deleitosas». Información: 958 350 011 y 958 350 366. www.balnearioalhamadegranada.com

Guía práctica
Situación: suroeste de la provincia de Granada, en el límite con Málaga

Punto de partida y llegada: balneario de Alhama. COMO LLEGAR: desde Granada o Málaga por la A-92 hasta Moraleda de Zafayona, y después por la C-340. También desde Granada por la A-338. Desde Córdoba por la A-45 y la A-92. Desnivel: inapreciable

Distancia: aprox. 9 km

Dificultad: baja TIEMPO: 3 h ida y vuelta Cartografía: hoja 1025-IV del IGN. 1:25.000

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Senderismo Tajos de Alhama.”