yosoy@clubcabraloca.es
619 11 71 31 958 800 816

Senderismo Peña del Perro, riscos salvajes.

20,00 

Senderismo Granada, la ruta de senderismo por La Peña del Perro es uno de los privilegiados balcones que Sierra Nevada abre de puertas para adentro. Además de los riscos y los profundos precipicios, por allí discurre el río Veleta antes de unirse al río Genil.

Comarcas: Sierra Nevada

Municipios:

Longitud del recorrido: 7,7 km

Duración estimada: 1 + 1 horas (ida y vuelta)

Altitud de salida: 1.923 m

Altitud máxima alcanzada: 1.973 m

Ecosistemas: De media montaña

Época recomendada: Todo el año

El punto de partida de la excursión se encuentra a algo menos de tres kilómetros pasado el Centro de Visitantes de El Dornajo por la carretera antigua de Sierra Nevada. El coche se puede estacionar en la explanada situada junto al cartel de información con la normativa del Parque Natural.

¿Qué necesitas?
-Transporte o te acoplas en otro vehículo.
-Ropa cómoda de manga corta, de manga larga, sudadera y chaquetón.
-Zapatillas o calzado de montaña con calcetines.
-Chubasquero (nunca se sabe).
-Bastones (recomendados).
-Crema solar, gorra y gafas de sol.
-Barritas energéticas, fruta, agua y zumo, para los descansos.

¿Qué incluye?

-Seguro de asistencia y seguro de responsabilidad civil.
-Monitores guías titulados.
-Reportaje fotográfico y videos de la actividad.

10 disponibles

SKU: Senderismo Peña del Perro, riscos salvajes. Categoría: Etiquetas: , , , , ,

Descripción

Senderismo Granada, la ruta de senderismo por La Peña del Perro es uno de los privilegiados balcones que Sierra Nevada abre de puertas para adentro. Además de los riscos y los profundos precipicios, por allí discurre el río Veleta antes de unirse al río Genil.

El punto de partida de la excursión se encuentra a algo menos de tres kilómetros pasado el Centro de Visitantes de El Dornajo por la carretera antigua de Sierra Nevada. El coche se puede estacionar en la explanada situada junto al cartel de información con la normativa del Parque Natural.

Nada más comenzar a andar y a desentumecer las rodillas de la travesía en coche hay que dejar a la derecha la entrada al Cortijo de Prado Redondo y seguir la pista forestal, con un trazado que no presenta grandes desniveles. A 300 metros aparece a la derecha el sendero que desciende al Collado de las Sabinas. La bifurcación está señalizada por una marca de madera en forma de cruz que indica la dirección a seguir.

La ruta que conduce a la Peña del Perro continúa por el estrecho sendero que recorre la ladera del monte. A medio camino hay un manantial junto a una cabaña abandonada donde el agua se congela cuando abandona a saltos el curso del manantial.

En invierno, con los insectos en hibernación y las aves ‘de veraneo’ en tierras más cálidas, se puede escuchar el rumor de algún jabalí trasegando por el monte. Sólo algún zorro despistado hará que el caminante aparte su vista de los llamativos riscos y de los valles al fondo que testimonian que se encuentra casi a 2.000 metros de altitud. Cuando las nieves se posen en las cumbres, las cabras montesas serán también inquilinas de estas altitudes.

Se llega finalmente a la Peña del Perro. Tras la inevitable mirada al risco para ‘determinar la raza’ de la peña, al fondo se puede observar el discurso del río Veleta. Se trata de un pequeño arroyo que guarda allí su identidad para perderla más abajo al unirse al curso del río Genil. Una vez domesticada la Peña del Perro, a los pies del caminante, sólo queda disfrutar del magnífico mirador natural y dejar volar la vista hacia los escarpes y los profundos barrancos que se ofrecen a la vista.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Senderismo Peña del Perro, riscos salvajes.”